28 de julio de 2018

Modelado de información clínica




Importancia del modelado de información clínica

El modelado de información clínica es una tarea central en cualquier proyecto de Informática en Salud. Este proceso es necesario para determinar qué información será gestionada por los sistemas, y cómo esta información será almacenada, procesada, visualizada, utilizada, compartida, e integrada, en una arquitectura de sistemas hospitalarios.

La información clínica determina la gran mayoría de los costos de la salud, determina la capacidad de proveer apoyo a la toma de las decisiones clínicas, la capacidad de realizar análisis epidemiológicos correctos, de gestionar las instituciones, además de permitir realizar investigación y educación. Los malos modelos de información clínica juegan en contra de todos estos factores y necesidades, y reducen la capacidad de los sistemas en dar apoyo al clínico para una mejor calidad de la atención.

Por estas razones debemos buscar un enfoque sistematizado, estandarizado y seguir buenas prácticas para el modelado de información clínica. Un enfoque que genere buenos modelos y permita sacar el máximo provecho a los sistemas de información clínica.

Hoy en día se le da poca prioridad y se le dedica poco tiempo al área de modelado de información clínica, afectando negativamente a cualquier proyecto. Por otro lado, hay proyectos que le dan su correspondiente importancia a este proceso, pero los equipos son 100% informáticos. Los informáticos no estamos formados en los aspectos clínicos necesarios para diseñar buenos modelos de información. No conocemos los conceptos, su propósito, rol, contexto de uso, o la terminología clínica. A su vez, los clínicos no están formados en metodologías formales de modelado de información, cosa que las carreras de ingeniería si incluyen.

El modelado de información clínica es un proceso multidisciplinario, donde necesitamos aplicar metodologías formales de modelado de información, a un dominio tan vasto y complejo como es el de la salud. Por lo tanto el primer consejo es contar con un equipo de modelado de por lo menos un informático con experiencia en modelado de información y por lo menos la metodología de Modelado Orientado a Objetos y UML, y un clínico con experiencia en Informática en Salud, sobre todo que conozca terminologías estandarizadas como SNOMED CT y LOINC.

Contexto

Antes de hablar del rol del modelador de información clínica, y de las tareas que el proceso de modelado implica, es necesario dar un poco de contexto. Lo primero que debemos tener claro es que:
  • La información clínica es heterogénea
  • La información clínica es compleja
  • Las necesidades de registro y consumo de información varían mucho con cada especialidad médica, tipo y nivel de atención

El rol del modelador

El equipo de modeladores de información clínica estará a cargo de las tareas de modelado necesarias de realizar previo a cualquier desarrollo de software. Los modelos, documentación y otros artefactos generados serán los principales recursos de entrada para que los arquitectos e ingenieros de software diseñen los componentes de los distintos sistemas de registro, procesamiento y visualización de información clínica. Estos componentes van desde las bases de datos, hasta las pantallas, e incluyen las plataformas necesarias para compartir información entre los distintos sistemas (aquí es donde diseñamos la capa de interoperabilidad). Luego los desarrolladores, tomando los diseños de los arquitectos e ingenieros, más los modelos de información clínica, programarán cada aplicación. Es central ver que todo el proceso de desarrollo se centra principalmente en los modelos de información clínica, por lo tanto contar con un equipo de modelado capacitado es fundamental para garantizar que se tienen cimientos firmes para las siguientes etapas del proyecto.


Tareas de modelado

Antes del modelado se recomienda hacer un relevamiento de las necesidades por cada especialidad, e intentar buscar puntos en común, a los que llamaremos conceptos clínicos. Para dar algunos ejemplos, aquí van algunos conceptos que la mayoría conocemos:
  • Presión arterial
  • Frecuencia cardíaca
  • Diagnóstico
  • Motivo de consulta
  • Resultado de estudio de laboratorio
  • Prescripción de medicamento

Es recomendable encontrar estos conceptos durante el relevamiento, para detectar cuáles pueden ser reutilizados entre distintos registros para distintas especialidades. Esto ayudará a estandarizar los conceptos y a tener una representación para cada uno de ellos, común a todos los registros de cada especialidad.

De aquí en más, la metodología de modelado que recomendamos es la que propone el estándar openEHR, que brinda un modelo de información de referencia, que tomamos como base para nuestros modelos. Luego cada concepto clínico que haya surgido en el relevamiento, es representado con un elemento propuesto por openEHR: el arquetipo.

Los arquetipos openEHR permiten documentar cada concepto, con su definición semántica, propósito, contexto, estructura de datos, restricciones, terminología asociada, y traducción a múltiples idiomas. Contar con todos estos elementos, ya sistematizados, para cada uno de los conceptos que modelamos, permite lograr modelos completos, de alta calidad, documentados al detalle, y en un formato estándar capaz de ser visualizados y editados por múltiples de herramientas disponibles, además de poder utilizarse directamente en software.

Los arquetipos, además de ser parte del estándar openEHR, están incluidos en el estándar ISO 13606. También existe un repositorio de arquetipos internacional que podemos utilizar en nuestros proyectos. El equipo de modelado, antes de crear arquetipos propios, deberá consultar el repositorio internacional para detectar arquetipos que modelen los conceptos que necesitan, y, de ser necesario, agreguen traducciones al idioma local, porque la mayoría de los arquetipos están en inglés. Este simple paso permite tener compatibilidad de la información a nivel internacional, y esto es clave para la interoperabilidad.

Se recomienda a medida que vamos creando y editando arquetipos, tener un repositorio local, para gestionar mejor nuestros modelos. Los arquetipos se pueden versionar, por lo que si se necesita agregar un campo o modificar una restricción, nuestro modelo evoluciona con las necesidades de nuestros usuarios. Estos elementos de gestión y evolución controlada no son menores, ya que los proyectos de sistemas de información en salud son a largo plazo.

Otro elemento a considerar de nuestro repositorio de arquetipos, es que durante varios años de funcionamiento, los sistemas informáticos sufrirán cambios, hay tecnologías que quedan obsoletas, surgen nuevas tecnologías, etc. Sea cual sea nuestra plataforma tecnológica, y cómo esta cambia en el tiempo, es totalmente independiente de los modelos de información clínica, que sobrevivirán a muchos cambios tecnológicos. Estamos hablando de que nuestros modelos podrán guiar a muchas generaciones de software, y que el conocimiento que estos contienen será válido por muchísimos años. Esto se logra porque contamos con un equipo focalizado en el modelado, y con elementos estándar que son independientes de cualquier tecnología, cosa imposible de lograr con los enfoques actuales de desarrollo de sistemas de información en salud.

Ahora bien, contamos con todos los arquetipos necesarios, pero ¿cómo llegamos a los documentos clínicos?. Los documentos son los contenedores de la información clínica registrada en cualquier sistema, documentos de una consulta, de un procedimiento, de una prescripción, de una orden de estudios, etc. son los que debemos implementar en los distintos sistemas de registro clínico. El estándar openEHR brinda otro elemento que servirá para este fin: las plantillas. Una plantilla representa un documento clínico completo y está formado de varios arquetipos. Así un documento de una consulta general, podría estar formado por los conceptos:
  • Motivo de consulta
  • Signos vitales (presión arterial, frecuencia cardíaca, peso, ...)
  • Exploración física
  • Diagnóstico

Cada uno de estos conceptos, está representado por un arquetipo, y todos están contenidos en una plantilla "Documento de consulta general". Podemos pensar a las plantillas como grandes arquetipos. Ahora si tuviéramos que modelar un documento de "consulta de emergencia", ¿no podríamos reutilizar algunos de los arquetipos que utilizamos para la "consulta general"?. Es aquí donde vemos el valor y el poder de esta metodología, que apunta a la estandarización, y a la reutilización.

Otro valor que agrega este enfoque, si pensamos en las bases de datos clínicas, es que toda la información se puede almacenar siguiendo el modelo de información de referencia, ese que se utiliza como base para crear todos los arquetipos. Y si a esto sumamos que los arquetipos se pueden reutilizar entre distintas plantillas, podemos lograr bases de datos sumamente estandarizadas, donde los mismos conceptos, independientemente de en qué documentos están registrados, se almacenan de la misma forma. Esto agrega calidad a todo nuestro sistema, permite interoperabilidad, facilita el desarrollo y mantenimiento, y la migración tecnológica, dado que si el día de mañana cambiamos de tecnología, no tenemos que atravesar dolorosos procesos de migración de datos entre sistemas, ya está todo estandarizado.

Formación en esta metodología

Hasta el momento no existía formación específica en estos temas, por lo que decidimos diseñar un curso que abarque todo el proceso de modelado, desde el análisis hasta las plantillas, pasando por los arquetipos y las herramientas de modelado.

Creemos que se debe profundizar en conocer y difundir estas técnicas en nuestra región.

Aquí puedes encontrar el programa del curso y más información: https://www.cabolabs.com/es/educacion#modelado