27 de noviembre de 2009

El tema cero en implementacion de Historias Clinicas Electronicas

La identificación de las personas es el "tema cero" a resolver en cualquier implementación de un sistema de información en el ámbito de la salud. Una correcta identificación de las personas garantiza la correctitud y calidad de los registros electrónicos, por ejemplo: evita la fragmentación de la información clínica de un paciente y evita que se registre información de un paciente en la Historia Clínica de otro. Además evita que a un paciente se le den drogas o se le practiquen procedimientos que no son para él.

Por otro lado cuando decimos "personas" no hablamos solo de pacientes, es necesario identificar de forma unívoca e inequívoca a toda persona que participe en la atención médica de un paciente, desde el médico responsable de la atención, la enfermera que le toma la presión, el técnico que le hace una tomografía, el administrativo de admisión, etc.

No está de más aclarar que cuando se habla de "identificación de personas" no se está hablando de elegir un número o código que identifique a cada una de las personas, ya que estos identificadores por si solos no garantizan la correcta identificación de las personas. Un ejemplo real es que hay personas que tienen 2 documentos de identidad del mismo país y con números distintos, esto quiere decir que si la persona se atiende en una clínica y entrega uno de esos documentos, la información clínica registrada electrónicamente se asocia a dicho documento, luego si viene a atenderse de nuevo con el otro documento, para el sistema informático son 2 personas distintas, por lo que la información clínica de esa persona se fragmenta en 2 registros.

La clave no está en encontrar el mejor número o el mejor código, éstos siempre tendrán problemas, la solución es crear el mejor "servicio de identificación", y la identificación se debe basar en la identidad de las personas, no en un simple número, es por eso que los documentos de identidad no tienen solo un número, tienen el nombre completo, la fecha de nacimiento y la nacionalidad. En el ámbito de la salud estos datos, patronímicos o demográficos, más el dato del sexo (desde el punto de vista administrativo) son los datos mínimos que componen la identidad de la persona, y son los datos que deben usarse en el servicio de identificación de personas para verificar que una persona es quien dice ser.

Esta es una introducción al problema de identificación de personas en el contexto de la implementación de la Historia Clínica Electrónica única para cada persona. En artículos posteriores intentaré describir los distintos procesos involucrados en la identificación de las personas, cómo afectan estos procesos en la calidad de los datos, y la necesidad de un proceso de auditoria continua de datos patronímicos para que el servicio de identificación de personas funcione correctamente.